For a better experience on MUBI, update your browser.

CHIQUITO PERO BONITO : RECORDANDO AL CINE PECIME.

by VENIMOS LOS JODIMOS Y NOS FUIMOS
CHIQUITO PERO BONITO : RECORDANDO AL CINE PECIME. by VENIMOS LOS JODIMOS Y NOS FUIMOS
Entre los años 70 y 80´s, en la Ciudad de México, existían cuatro diferentes puntos de referencia para el cinefilo inconforme con la oferta comercial existente en las salas cinematográficas de la capital. Para los espectadores más conocedores, mamilas y “exigentes” de puro pinche cine de arte (me vienen a la mente los nombres de un chingo de “mubiquenses” en este momento) la cita obligada era en la Cineteca Nacional ó el cine-club del IFAL en la Cuauhtemoc; el espectador nostálgico de las grandes superproducciones hollywoodenses de antaño encontraba su refugio en las instalaciones del gigantesco cine Bella Epoca de la colonia Condesa,… Read more

Entre los años 70 y 80´s, en la Ciudad de México, existían cuatro diferentes puntos de referencia para el cinefilo inconforme con la oferta comercial existente en las salas cinematográficas de la capital. Para los espectadores más conocedores, mamilas y “exigentes” de puro pinche cine de arte (me vienen a la mente los nombres de un chingo de “mubiquenses” en este momento) la cita obligada era en la Cineteca Nacional ó el cine-club del IFAL en la Cuauhtemoc; el espectador nostálgico de las grandes superproducciones hollywoodenses de antaño encontraba su refugio en las instalaciones del gigantesco cine Bella Epoca de la colonia Condesa, mientras aquellos autodenominados “vanguardistas” era el tipo de fauna que frecuentaban el hoy practicamente olvidado cine Pecime, ubicado en Av. Universidad a las afueras del metro Coyoacán. El inmueble, propiedad de la asociación de Periodistas Cinematográficos de México A.C., comparado con la inmensa mayoria de los cines que pululaban por la ciudad en aquel entonces, era muy pequeño, con un aforo para 180 espectadores contra las 2000 butacas en promedio de otras salas. En sus pininos, la programación ofrecía un correcto balance entre obras de expresión personal y cintas de escasa difusión con interesantes reestrenos ya vistos en los magros circuitos culturales del país, films comerciales de gran éxito, además de algunas películas clasicas de los 50’s-60´s.

Por supuesto, las condiciones eran las mismas que en la del resto de los jacalones de aquel entonces: precios bastante accesibles con las consiguientes filas de dos cuadras y el acaparamiento de boletos por parte de los putos revendedores si la pelicula iba a estar muy chingona, proyección de copias en pésimo estado, butacas incomodas como el carajo y un sonido horrendo. La dulceria del lugar, en la cual se podian adquirir bolsas de palomitas rancias, latas de Pepsi tan viejas que el pinche refresco dejaba un gusto de metal oxidado en la boca y gaznates secos tampoco se destacaba precisamente por su calidad, pero estos “pequeños” inconvenientes quedaban zanjados gracias al interés de la programación, además de que, en la planta baja,se encontraba una pequeña libreria muy bien surtida, en la que al termino de la función, se podía entrar al establecimiento a hojear libros y revistas de cine así como de variados temas en general. Otra cosa que uno como cinefilo adolescente agradecía profundamente, era la permisividad que imperaba en el lugar (de antologia aquellas legendarias proyecciónes de Gimmie Shelter con los Rolling Stones y la controvertida Pink Floyd The Wall de Alan Parker como parte de un ciclo dedicado al rock en el cine, durante las cuáles, el cigarro, el graffiti, la mota y el alcohol rolaron en cantidades generosas adentro de la sala), especificamente, por ser este sitio el sagrado refugio de todos aquellos teens que en algún momento tuvimos que padecer la rotunda negativa de permitirnos el acceso a una pelicula clasificación “C” (solo para adultos de 18 años en adelante) por parte de los inflexibles cancerberos que recogían los boletos en los (entonces) multichiqueros de la cadena Ramirez y en el Dorado 70 de Plaza Universidad; por el contrario, en el Pecime asi fueras un moco de secundaria embarrado en la pared, mientras pagaras tu entrada, a los de la boleteria todo lo demás les valía madre, por lo que de esta manera, (siendo todavía en ese entonces bastante escasa la oferta de peliculas en formatos Beta y VHS y los videocassetes originales un lujo para unos cuantos) a mis trece añitos me pude refinar sin pedos y en 35 mm. cosas como La Naranja Mecanica, El Ansia, Mad Max 1 y 2, Los Cuentos de Canterbury y un amplio étcetera.

A pesar de la escasa asistencia del publico a los cines de la capital derivada de las continuas crisis y la aparición de las novedosas tecnologías de entretenimiento en casa, este pequeño recinto siguió su camino a principios de los noventa pasando de los programas dobles con permanencia voluntaria a los estrenos simultaneos con salas comerciales de cintas distribuidas por el Instituto Mexicano de Cinematografia (IMCINE) y otras de distribuidores independientes. Sin embargo, la situación se recrudeció cuando comenzaron a hacer su arribo las cadenas de salas Multiplex como Cinemark, Cinemex, United Artists, Cinepolis y demás. Como en el caso de muchos otros cines, los defectos en la calidad de proyección del Pecime se hicieron mucho más evidentes comparados con la tecnología de punta de sus competidores, por lo que ni siquiera la apertura de una segunda sala (inactiva durante decenas de años) logró levantar el interés del público por acudir masivamente al recinto, dando como resultado el aparentemente definitivo cierre del cine Pecime en algún momento del año 1998.

Al día de hoy, uno no puede menos que recordar con nostalgia aquellos sabrosos ratos de cinefilia con los amigos o los fajes con la novia en el interior del recinto. Sumido en el abandono en fechas recientes, el lugar hoy es solamente parte del paisaje urbano que puede apreciarse todos los dias al pasar por ese tramo de avenida Universidad. Lejos han quedado esas entrañables tardes de ver peliculas en copias viejas, quemadas y rayadas (pero en glorioso celuloide) y de tomar un café o fumarse un cigarrito solo o acompañado en las escaleras que daban al pequeño lobby del cine, rodeado de chingueros de “cinefilos de vanguardia” expresando sus puntos de vista sobre la función del día al son de la canción “Entre dos tierras” de los Heroes del silencio por “cortesia” de una de las jovenes y reventadas encargadas de la libreria. Hoy, para lo único que da el solitario lugar es para leyenditas urbanas y anecdotas “sobrenaturales”: según se dice, la pelicula favorita de quién fuera por muchos años el cacaro del lugar (fallecido poco tiempo después del cierre del establecimiento) no era otra que Cantando bajo la lluvia, y por las noches, a ciertas horas de la madrugada, los valientes trausentes pueden llegar a percibir, si pegan las orejas a las paredes, el inconfundible sonido a inframuros de la voz de Stanley Donen entonando la famosa canción que da titulo al film. Ñañaras.

La siguiente selección de titulos y videos que componen esta lista es tanto una pequeña muestra de las miles de peliculas que fueron programadas alguna vez en el cine Pecime, como un (sentido, la neta) homenaje a este pequeño, jodido (seguramente) pero muy entrañable recinto, del cual quien estas mamadas escribe guarda un putamadral de muy agradables recuerdos así como una sincera gratitud hacía la gerencía que por decenas de años permaneció al frente de este sitio (que tanta pinche falta hace actualmente) por incentivar de manera temprana en un servidor cinefilia de la chingona en plena edad de la pendejez.

VIRIDIANA
España, México
1961
90 Min
Black and White
1.66:1
Español

DIR Luis Buñuel
EXEC Ricardo Muñoz Suay, Pere Portabella
PROD Gustavo Alatriste
SCR Luis Buñuel, Julio Alejandro, Benito Pérez Galdós
DP José F. Aguayo
CAST Silvia Pinal, Fernando Rey, Francisco Rabal, Margarita Lozano, Victoria Zinny, Teresita Rabal, José Manuel Martín, Luis Heredia
ED Pedro del Rey
PROD DES Francisco Canet
MUSIC Gustavo Pittaluga

1961 – Luis Buñuel – Viridiana from EJorgeGlez on Vimeo.

ALPHAVILLE
ALPHAVILLE, UNE ÉTRANGE AVENTURE DE LEMMY CAUTION
Francia, Italia
1965
99 Min
Black and White
1.33:1
Francés

DIR Jean-Luc Godard
PROD André Michelin
SCR Jean-Luc Godard
DP Raoul Coutard
CAST Eddie Constantine, Anna Karina, Akim Tamiroff, Howard Vernon, Jean-Pierre Léaud, László Szabó
ED Agnès Guillemot
MUSIC Paul Misraki

VOYAGE TO THE END OF THE UNIVERSE
IKARIE XB 1
Checoslovaquia
1963
84 Min
Black and White
Checo

DIR Jindřich Polák
SCR Pavel Jurácek, Jindřich Polák
DP Jan Kalis, Sasa Rasilov
CAST Zdenek Stepánek, Radovan Lukavský, Dana Medrická, Miroslav Machácek, Frantisek Smolík, Jiří Vršťala
ED Josef Dobrichovský, Helena Lehovcová, Růžena Hejsková
PROD DES Jan Zázvorka
MUSIC Zdeněk Liška
ANIM Jan Kalis, Milan Nejedlý, Jiří Hlupý, Pavel Nečesal, Karel Císařovský, František Žemlička

ROBINSON CRUSOE ON MARS
Estados Unidos
1964
110 Min
2.35:1
Inglés

DIR Byron Haskin
PROD Aubrey Schenck
SCR Ib Melchior, John Higgins
CAST Paul Mantee, Victor Lundin, Adam West
ED Terry Morse
PROD DES Al Nozaki
MUSIC Van Cleave

LIQUID SKY
Estados Unidos
1982
112 Min
Color
Inglés

DIR Slava Tsukerman
EXEC Robert Field
PROD Slava Tsukerman
SCR Slava Tsukerman, Anne Carlisle, Nina V. Kerova
DP Yuri Neyman
CAST Anne Carlisle, Paula E. Sheppard, Susan Doukas, Otto von Wernherr, Bob Brady, Elaine C. Grove, Stanley Knapp, Jack Adalist, Lloyd Ziff, Harry Lum
ED Sharyn L. Ross, Slava Tsukerman
PROD DES Marina Levikova

EL ANSIA
THE HUNGER
Reino Unido
1983
97 Min Film en diez partes
Color
2.35:1
Inglés

DIR Tony Scott
PROD Richard Shepherd
SCR James Costigun, Ivan Davis, Whitley Strieber, Michael Thomas
DP Stephen Goldblatt
CAST Catherine Deneuve, David Bowie, Susan Sarandon, Cliff De Young, Beth Ehlers
ED Pamela Power
PROD DES Brian Morris
MUSIC Denny Jaeger, Michael Rubini, Bauhaus

PINK FLOYD THE WALL
Reino Unido
1982
95 Min
Color
2.35:1
Inglés

DIR Alan Parker
EXEC Stephen O’Rourke
PROD Alan Marshall
SCR Roger Waters
DP Peter Biziou
CAST Bob Geldof, Christine Hargreaves, James Laurenson, Bob Hoskins, Eleanor David, Jenny Wright, Philip Davis
ED Gerry Hambling
PROD DES Brian Morris
MUSIC Pink Floyd
ANIM Gerald Scarfe
SOUND Eddy Joseph

Read less