Creer o no creer es un acto de la voluntad. Peliculas donde los personajes son victimas de esta coyuntura o donde el espectador es puesto en ese lugar ambiguo y por qué no fantástico de la elección.